viernes, 19 de octubre de 2018

Cubana que mató a su mamá y quemó los restos en una parrillera podría ser condenada a cadena perpetua

El horrendo crimen cometido contra la señora Hilda González en Miami sigue dando de que hablar. Su hija, Sasha González de 29 años y de origen cubano, fue arrestada junto a su novio, Yancel Castillo, y es acusada de asesinato en primer grado sin derecho a fianza.

En el reporte policial González admite haber asfixiado a su madre y que su novio, con quien tiene un hijo en común, movió el cuerpo con ayuda de su hermano, Sandy, a quien la policía interrogó pero no está detenido.

El hecho ocurrió el pasado domingo en una casa ubicada en la calle 223 y la 127 place del suroeste de Miami-Dade.
La victima dormía cuando fue sorprendida por su hija, quien le cortó la respiración. Luego arrastraron el cuerpo hasta el patio y metieron los restos en la parrillera para desaparecer evidencias.
La cubana indicó que su madre la maltrataba constantemente, y es por eso que tomó la determinación de acabar con su vida.
La policía llegó a la casa el pasado miércoles tras recibir una alerta por parte de una hermana de la occisa.
Al llegar a la vivienda, se percataron de un fuerte olor a cloro y lo que parecían ser huesos humanos en la cesta de la basura.
González fue acusada de asesinato en primer grado e intento de manipular pruebas físicas, por lo que se le negó la fianza y podría ser condenada a cadena perpetua.

Yancel Castillo le dijo a los detectives que al ver la sangre regada en el dormitorio ayudó a su novia a llevar el cuerpo hasta el patio y prenderlo en fuego.
Fue acusado de intentar manipular la evidencia física y se le fijó una fianza de 100 mil dólares, a la vez que se le impuso arresto domiciliario.
Cubana y su madre asesinada / Foto: Captura

No hay comentarios:

Publicar un comentario