sábado, 13 de octubre de 2018

Damnificados de huracanes en Cuba denuncian dejadez en las evacuaciones y trapicheo con las donaciones

Dos vecinos residentes en Trinidad, en Sancti Spíritus, han escrito al periódico Escambray para denunciar la actuación de las autoridades tras el paso de huracanes por la zona.

Idolidia Águila Casals, del reparto José Martí, vive al lado de una cañada que atraviesa parte de la ciudad. Cuando hay lluvias fuertes, el agua lo inunda todo y las evacuaciones son frecuentes, a veces por la madrugada. En el 2010 la situación fue tan grave que el agua entró a las casas y las familias perdieron sus colchones, los cuales nunca les fueron repuestos. Cuando el paso del huracán Irma, en 2017, tuvieron que venir los bomberos.

“Mi casa está por debajo del nivel de la carretera y casi al nivel de la cañada; mi hijo es discapacitado, tiene una trombopatía, presenta inmunodeficiencia celular y distrofia muscular progresiva (…). La Defensa Civil nunca se ha presentado y no ha evaluado la situación de aquí; creo que deberían tenernos en cuenta y valorar posibles peligros”, explicó Idolidia.

La segunda queja es de Eliecer Carballo González, de la Zona No. 60, en Caracusey, vecindario situado entre los ríos Caracusey y Unimazo. Allí cuando llega la primavera tienen que alzar sus bienes para protegerlos del agua, mezclada con pestilencias y lodo. Él denuncia la poca atención recibida tras el fenómeno Irma.

“Cuando Alberto sí vinieron (el Consejo de Defensa) a cuantificar daños y esperamos la ayuda, pero hoy nos sentimos tratados con cierta indiferencia, pues muchos de los artículos destinados a los damnificados fueron a parar a manos de personas inescrupulosas que se los apropiaron, por lo que creemos prudente que las autoridades competentes auditen la entrega de esas donaciones en este consejo popular”, relató.

Al respecto Tania Gutiérrez Fontanills, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular, confirmó que es cierto el riesgo de inundación que corren los habitantes del reparto José Martí. “Los compañeros de la Dirección de Acueducto, de conjunto con la Brigada No. 3 del Micons, analizaron el asunto y acordaron emplear una máquina ingeniera para darle profundidad a ese tramo de curso superficial”, reveló.

Acerca de la entrega de artículos en Caracusey, afirmó que se distribuyeron “en concordancia con el levantamiento realizado por el Consejo de Defensa de Zona y los trabajadores sociales”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario