jueves, 11 de octubre de 2018

Michael golpea el norte de la Florida como uno de los mayores huracanes en la historia de EE.UU.

El huracán Michael, la tormenta más fuerte que ha azotado a Florida en un cuarto de siglo y la tercera más poderosa en llegar a Estados Unidos continental, irrumpió ayer miércoles en la costa del golfo del estado con fuertes vientos, lluvias y olas imponentes que inundaron balnearios. Michael, cuya virulencia sorprendió a muchos, tocó tierra temprano en la tarde cerca de Mexico Beach, a unos 32 kilómetros al sureste de Panama City en la región de Florida conocida como Panhandle, con vientos sostenidos de 249 kilómetros por hora.

La tormenta se posó como un huracán de categoría 4 en la escala de viento de cinco escalones de Saffir-Simpson. Sus vientos sostenidos estaban a solo 3,2 kilómetros por hora de la extremadamente rara categoría 5.
Como estaba previsto, la tormenta fue degradada horas más tarde a una todavía imponente categoría 3, con vientos máximos sostenidos de 205 kph y ráfagas más altas a medida que avanzaba tierra adentro hacia la frontera entre Alabama y Georgia. El gobernador de Florida, Rick Scott, aseguró que hasta que anocheció, unos cinco horas después de que llegó a tierra, no había confirmaciones de fallecidos debido a la tormenta.

Michael causó una importante interrupción en la producción de petróleo y gas de la parte estadounidense del Golfo de México, y se pronosticaba que podía provocar crecidas de hasta 4,3 metros sobre el nivel del mar en algunas áreas, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH).
La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés) afirmó el martes que a un estimado de 500.000 residentes de Florida se les había ordenado o instado a buscar un terreno más alto antes de que la llegada de Michael, en 20 condados que abarcan un tramo de costa de 320 kilómetros.
Michael pasó de tormenta tropical a un huracán de categoría 4 en aproximadamente 40 horas. "Las imágenes satelitales de la evolución de Michael el martes por la noche fueron, en una palabra, asombrosas", escribió Bob Henson, un meteorólogo del sitio Weather       Underground

No hay comentarios:

Publicar un comentario