lunes, 12 de noviembre de 2018

Le da un infarto tras pasar dos días en la cola de la ayuda de Acnur en Trinidad y Tobago

Una mujer sufrió un infarto este jueves después de pasar dos días esperando en una cola para recibir la ayuda que Living Water Community (LWC), la organización local que representa a Acnur en Trinidad y Tobago, da a los refugiados.

Aún se desconoce la nacionalidad de la mujer trasladada a un hospital de Trinidad y Tobago, pero sólo hay dos posibilidades: es refugiada cubana o venezolana.

Así lo informó a la prensa una refugiada venezolana que prefiere mantenerse en el anonimato. Ella grabó a escondidas este vídeo cedido a nuestro portal de noticias, ya que la ONG no les permite acceder con teléfonos al interior de sus instalaciones en Puerto España.

"Nos quitan los teléfonos al entrar para poder hacer con nosotros lo que quieren. A un venezolano un vigilante le iba a pegar con el rolo y él se lo quitó. Estaba allí porque había sido detenido arbitrariamente durante seis meses, perdió ropa, vivienda... Al llegar le dijeron que no aplicaba para la ayuda y que regresara en dos semanas. Salió llorando y se encaró al vigilante y éste se le fue encima. El chico le enseñó su carné de Acnur y le dijo que si lo habían metido preso seis meses por no hacer nada no le importaba que lo hicieran ahora por reclamar justicia".

Continúa la protesta de cubanos

Paralelamente, continúa la protesta de un numeroso grupo de cubanos frente a las oficinas de la ONU en Trinidad y Tobago. Muchos tienen el estatus de refugiados y exigen que los reasienten en otros países porque llevan hasta cinco años en este país sin que sus hijos puedan acceder a la Educación. Además no les está permitido trabajar.

En la calle sobreviven gracias a las donaciones de cubanos de Miami que les envían dinero con el que pueden comprar comida para todos y también a la solidaridad de hindúes de Trinidad y Tobago. Acnur ha accedido a reunirse con seis cubanos que tienen previsto plantear sus demandas al Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas.

Una funcionaria de la ONU les dijo que había verificado la situación de persecución que ellos alegan que sufren en Cuba y había concluido que en la Isla se vive muy bien. Una de las cubanas del grupo que protesta frente a la ONU le preguntó si ella sabía lo que hacía el Gobierno cubano con las Damas de Blanco cada domingo o si conocía el dato de cuántos presos políticos hay en Cuba.

La funcionaria no pudo responder y ella le afeó que hablara de la Isla sin saber y que no entendiera por qué huyen los cubanos de su país. Un grupo de venezolanos se unirá a la protesta de cubanos este domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario