lunes, 6 de mayo de 2019

Gobierno cubano anuncia reinicio de elaboración de compotas para niños

La industria se queja por la falta de materia primas, como el mango y el plátano.

El periódico local de la provincia de Sancti Spíritus anuncia que la fabricación de compotas para niños de cero a tres años se retomará “con fuerza” en la entidad de Conservas y Vegetales de ese territorio luego de un “bache” con la materia prima procedente de la agricultura.
“En febrero y septiembre solo se reparte compota en La Habana, Santiago de Cuba y la Isla de la Juventud y los volúmenes restantes quedan de retén en el sistema para cuando ocurran estos baches no afectar la comercialización, que puede afectarse a partir de mayo, pero hasta ahora no se ha previsto y estamos tratando de que no exista dificultad”, aseguró Juan Carlos Guzmán, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Conservas Sancti Spíritus.
“Aquí producimos la compota para los niños de toda Cuba. En el primer trimestre presentamos dificultades por la no disponibilidad de pulpa de frutas con la calidad requerida. Hubo escasez de plátano porque las lluvias del año pasado acabaron con los platanales y ese déficit está saliendo ahora”, acotó el directivo.
Las cifras hasta el mes de abril muestran que se han producido 110 toneladas de compotas Osito de un plan de 2 560, lo cual significa menos de un cinco por ciento de cumplimiento, lo cual no concuerda con las declaraciones del funcionario que explica que la entrega a los niños no se ha visto afectada.
Sin embargo, reconoce: “Esta es la primera vez que enfrentamos tanto déficit de materia prima, si se consigue la estabilidad con el abasto de la pulpa de frutas, los atrasos podrían recuperarse paulatinamente”, aseguró por su parte Aydel Toledo, director de la UEB Alimentos y Bebidas La Estancia.
La prensa oficialista no pierde tiempo en acotar que “las compotas son un producto subsidiado por el Estado, que dispone de laboratorios para revisar sistemáticamente su composición y calidad, además de contar con la conformidad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la cual supervisa cada año el proceso de fabricación”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario