miércoles, 26 de septiembre de 2018

Manuel Valls será candidato a la alcaldía de Barcelona

El ex primer ministro de Francia, Manuel Valls, ha despejado la incógnita y ha anunciado su intención de optar a la alcaldía de Barcelona en las elecciones municipales de 2019 como candidato "independiente", liderando una plataforma ciudadana transversal para una candidatura de "progreso, inclusiva y fuerte" que contará con el respaldo de Ciudadanos, aunque todavía se desconoce su composición y la presencia que tendrá la formación naranja.
"Quiero ser el próximo alcalde de una nueva Barcelona, el alcalde de todos, y no son solo palabras, es mi verdadera convicción y deseo", ha afirmado Valls, que, según ha explicado, dejará "todas sus responsabilidades políticas" en Francia.
Valls lo ha anunciado al inicio de un acto en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), en el que ha dado detalles de su proyecto para la ciudad, un proyecto que ha calificado como "integrador" con el que pretende apostar por la "democracia
"Soy un candidato independiente. El lugar en que se me encontrará será el respeto por el diálogo político y por todos los interlocutores", ha dicho Valls, y ha añadido que su propuesta está abierta a personas de todos los orígenes, orientaciones sexuales, edades y oficios, sean de izquierda o derecha.
Además, ha defendido que Barcelona debe ser el "inicio de la solución para superar las divisiones" y debe gobernarse pensando en ella misma, porque, según ha señalado, el proceso soberanista ha puesto a la ciudad en una encrucijada de incertidumbres que no se pueden resolver desde la equidistancia.
Cambiar el "evidente deterioro" de la ciudad

Además, ha defendido que no se puede permitir que la ciudad luzca símbolos que excluyen a gran parte de la gente y convierten a la ciudad en medio del independentismo, según él: "Esta imagen se contrapone a la Barcelona global abierta al mundo, capital de Europa, del sur de Europa, del Mediterráneo, y que se quiere proyectar como una ciudad de progreso".
Nacido en Barcelona hace 56 años, Valls ha asegurado que con su proyecto pretende cambiar el "evidente deterioro" de la  ciudad en seguridad y en turismo, después de haber pasado a "liderar las listas de ciudades españolas con más delincuencia".
Entre sus apuestas, dirigidas a cambiar la "dinámica perdedora" en la que, según Valls, se encuentra la ciudad, ha señalado una nueva política municipal de vivienda y el impulso del coche eléctrico para luchar contra el cambio climático.
Valls ha asegurado que el debate sobre Barcelona y sobre toda Catalunya y toda España siempre ha formado parte de su vida, y las conversaciones políticas en su juventud "siempre se tenían en catalán", mientras que hoy ve con preocupación algunos cambios en la ciudad.
Renunciará a su cargo de diputado

"La próxima semana dimitiré de todas mis responsabilidades en Francia", ha apuntado Valls, que es diputado independiente en la Asamblea Nacional Francesa por la circunscripción de Evry, municipio del que fue alcalde, después de que en las últimas semanas varias voces pidieran su dimisión por considerar incompatible su actividad en la política española con el cumplimiento de sus obligaciones como diputado en Francia.
Valls ha sostenido que su aterrizaje en Barcelona no significa una "ruptura" con su carrera política en Francia, ya que todo es Europa. "No ha sido una decisión fácil", ha continuado Valls, que ha precisado que cuando decidió instalarse en Barcelona informó al presidente de la República, Emmanuel Macron.
En cualquier caso, el ex primer ministro francés ha subrayado que renunciará a sus cargos por una cuestión "ética" y ha asegurado que se va de Evry "con el orgullo del trabajo hecho".
El exprimer ministro francés, que este miércoles prevé comparecer ante la prensa al mediodía, ha resaltado que ahora vive en Barcelona e imparte clases: "Pase lo que pase, me quedaré. Soy barcelonés, y es ante todo una opción personal, de vida. No es un sacrificio. Barcelona se merece mucha generosidad", motivo por el que quiere ser su alcalde, de todos los barceloneses.
Nada más conocerse su decisión, el líder de la formación naranja, Albert Rivera, ha expresado su agradecimiento en un tuit. "Muchas gracias por aceptar este reto. Nadie mejor para recuperar el prestigio de Barcelona y derrotar al separatismo y al populismo en las urnas", ha escrito Rivera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario